martes. 09.08.2022

El disco de Rosalía no es una mierda

rosalia (1)
Imagen: Twitter Rosalía

Estaban equivocados los que pensaron que tras el segundo álbum de Rosalía iba a haber uno parecido. Ella lo tenía muy fácil, pero se ve que no le va este tipo de planteamiento. Ha ido recogiendo piezas de un puzle que en un principio no crees que eso vaya a encajar. Esa es la grandeza de Motomami, el nuevo disco de la diva española. Y me explico.

Rosalía es una mujer con un amplísimo conocimiento musical. Además, en este disco nos demuestra que sus ansias por investigar son inagotables. Tantas como la cantidad de trabajo que conlleva un disco como este. Esas son las que le han llevado a generar un universo sonoro que se conforma como un cuadro puntillista. Ritmos latinos, flamenco, melodías delicadísimas Disney, reguetón y, sobre todo, un afán por lo minimalista. Lo más determinante es colocar su voz en el epicentro de Motomami.

El presentador Ramón García, supongo que como mucha gente, han dicho que el disco de Rosalía es una mierda. Aunque creo que lo que les ha pasado es que no han sabido entender la propuesta de la catalana. No se ha molestado en entender que ocurre ahí. Los conocimientos musicales en nuestro país son bastante limitados. Quizá por eso en otros lugares del planeta gusta tanto.

rosalia
Rosalía

Es como aquellos que dicen que el disco es puro marketing, muy comercial. Empezar un disco haciendo referencias a una banda de rap como Cypress Hill en modo frigio se llama experimentar. Cortar las frecuencias graves y agudas a las palmas y al cajón para poner tu voz delante, seca, sin reverberación alguna en una bulería es experimentar. Y esto en el plano sónico, porque para llegar a esas letras y su forma de cantarlas, ella hace un análisis sincero y respetuoso de los diferentes cantes y cantaores de este palo. Tanto de Jerez como de Cádiz. Y terminas haciendo referencia a uno de los más grandes cantantes de Flamenco, Manolo Caracol. Se podrían contar muchas más cosas sobre este tema, pero sigamos adelante.

      LEER MÁS Vendidas 135.000 entradas para la gira española de Rosalía

En todo el disco, al igual que en la portada, Rosalía se desnuda. Habla de su relación con la fama y de lo efímera que es, la compara con la flor de Sakura, el cerezo japonés cuya floración dura apenas una semana. También habla de los ‘haters’ y ‘fans decepcionados’ (Diablo) que se dedican a recordarle que ha cambiado y no ha repetido la fórmula de su disco anterior. Para este tema recurrente en Motomami, también genera un diálogo entre la propia fama y el famoso que terminada siendo traicionado por la primera. Este tema, La fama, que canta a la sazón con The Weeknd, una de las más importantes figuras del pop mundial en un perfecto español.

El disco de Rosalía puede ser muchas cosas, pero ni es comercial ni es una mierda. Mejor habría que hablar de una artista elevada que tiene todavía muchas cosas que contar. No tiene ningún miedo a experimentar con diferentes ritmos y sonidos para reinventarlos. Utiliza el humor para hablar del sexo explícito como mujer empoderada que es.

El problema es que ella rompe las normas y eso a muchos no le gusta.

El disco de Rosalía no es una mierda
Comentarios