martes. 09.08.2022

Covid 19 en residencias de mayores. Expropiación vivienda. Darwinismo social, pandemia por coronavirus. Renta mínima vital. La eutanasia. El turismo. Sanitarios héroes

 Bueno era de esperar, el egoísmo de las familias, que han llevado a sus mayores a guetos, donde su relación se limita a otros mayores, y donde solo les cabe esperar la muerte. Ya en marzo de 2019 fallecieron un total de 460 personas en las residencias de la Comunidad de Madrid. Este año, según los últimos datos disponibles, han muerto 1.101 mayores. Esto implica que el número de defunciones en comparación con 2019 se ha duplicado, por el coronavirus, y lo peor es que nadie tomo precauciones en su día cerrando el acceso de familiares, ya que eran pacientes de riesgo, que están cayendo como moscas y lo que es aún peor, además de carecer de test, mascarillas etc tanto para mayores como sus cuidadores, no pueden trasladarlos a los hospitales, pues no se les admite, ya que predomina, el concepto genocida, de que las terapias como son los respiradores, se reservan para los más jóvenes, en una aplicación del concepto de eutanasia, contrario a la ética de la praxis médica. Estos mayores son los padres de las generaciones que lucharon por España en los años 80, trayendo prosperidad y riqueza a nuestro país.

     En España habia 366.000 plazas residenciales, más del doble de las camas del sector hospitalario en su conjunto, lo que da cuenta de la importancia, de haber empezado por ahí a realizar actuaciones preventivas, para que las residencias no se transformaran en el caldo de cultivo del coronavirus, pues ese es un de los vectores más importantes para la difusión del contagio, tarde pero sea bien llegado ha empezado a actuar el ejército, desinfectando las residencias que ha podido, pero que no lograran su objetivo, dada la velocidad de propagación del virus.

  Todo ello con datos de la Asociación Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias. Según los datos de la patronal, la población de los centros residenciales tiene una edad media de 80 años, y en más del 50% de los casos tienen varias patologías asociadas y están polimedicados. El sector agrupa a más de 300.000 trabajadores entre residencias, teleasistencia y ayuda a domicilio.

   Los hospitales ya no ingresan a los mayores infectados por coronavirus. Es una realidad terrible, pero cierta desde hace días cuando los médicos comenzaron a priorizar a los enfermos. Solo en Madrid, han fallecido más de 1.000 mayores que viven en residencias. La patronal del sector y los trabajadores siguen quejándose de que están a pelo: sin equipos de protección y sin personal para atenderles. Problemas que vienen de lejos y el Covid-19 no ha hecho más que visibilizar, afirman los sindicatos.

No todos estos fallecimientos se pueden atribuir de manera exclusiva al coronavirus, debido a la enorme escasez de test de detención de Covid-19 que hay en nuestro país. No obstante, en el sector aseguran que la epidemia ha tenido un terrible impacto entre esta población, especialmente vulnerable al virus.

En la Comunidad de Madrid, con cerca de 500 centros residenciales (entre gestión autonómica y municipal pública; públicos de gestión privada y privados) hay 1.101 mayores fallecidos. Un total de 102 en centros de la AMAS (Agencia Madrileña de Atención Social); 66 en residencias de titularidad pública y gestión privada; 632 en las residencias privadas con plazas concertadas y 301 en las privadas sin financiación pública, con datos de la Asociación Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias. Son datos escalofriantes. Terrible. Nos temíamos lo peor, pero la realidad lo supera", señalan las familias de los afectados de Madrid

"En realidad, ya no hay palabras", dice desde Madrid Miguel Vázquez, presidente de la citada Asociación donde la cifra cayó como un mazazo. "Son datos escalofriantes. Terrible. Nos temíamos lo peor, pero la realidad lo supera. Y lo más duro es que lo peor está por llegar", señala en alusión al temido pico de la pandemia en nuestro país.

Descoordinación entre Sanidad y comunidades. Vázquez denuncia la descoordinación que se ha vivido en estos días entre el Gobierno y las comunidades autónomas y la desinformación a las familias. "Desde el momento en el que el Ministerio de Sanidad empezó a emitir órdenes para que se clasificara a los residentes residente según el grado de contagio, eso no se ha debido hacer en ninguna residencia. Tenía que haberse hecho a las 12 de la noche del domingo 22", afirma.

"Es totalmente injusto el trato que se ha dado a los mayores y a los trabajadores", denuncia por su parte Jesús Cubero, Secretario General de la Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (AESTE). "Hemos sufrido el abandono por parte del del Gobierno y de las comunidades", sentencia. Cubero se queja de que no han recibido los equipos de protección "que nos prometió el Gobierno hace un par de semanas; estamos sin recibir los kits de pruebas, que nos hubiera permitido gestionar mejor a los residentes contaminados y también hemos vivido la saturación por la recogida de cadáveres", denuncia el representante de la patronal. "Venimos reclamándolo desde hace dos semanas y los mayores siguen sin recibir esa ayuda necesaria", añade.

Avisaron a las autoridades. Desde hace semanas, prosigue el directivo de la patronal, bastante antes de que se decretara el estado de alarma, "algunas residencias nos habíamos anticipado y habíamos tomado medidas preventivas (como la restricción de visitas y cierre de centros de día, y contando en la mayoría de los casos con la oposición frontal de las autoridades competentes) para evitar la propagación del coronavirus entre los residentes y personal de los centros".

    Este concepto de Eutanasia, es lo que han defendido holandeses y nórdicos en la última cumbre europea, que sitúan el corte en los 65 años, cuando precisamente de los 60 a los 80 es donde más se manifiesta la capacidad de inteligencia y de experiencia, y más se necesita de sus asesoramientos y consejos para llevar adelante el país. Por eso reivindico, el derecho a trabajar, manteniendo la pensión para los jubilados que deseen hacerlo, pagando por supuesto impuestos que deberían ir a la caja única de la Seguridad Social.

    No sé cuántos quedaran vivos después de la pandemia, pero me temo que la sociedad española y su Gobierno, se han olvidado de estos mayores a quienes tenían recluidos y olvidados y a los que no dan abasto para enterrarlos. La Sociedad española se va a quedar coja, con una pirámide de población que prácticamente va a invertir a la actual, perderemos a nuestros abuelos y con ellos se ira parte de la Historia de España, de los que tanto trabajaron para mantener la Transición y los 40 años de paz y democracia, ahora olvidados, ante la gran catástrofe del coronavirus

En plena Semana Santa, en el Sábado de Gloria, el 11 de abril el Boletín Oficial del Estado (BOE) publica una "solución habitacional" para un Plan Estatal de la Vivienda que reza en su Artículo 4 titulado “Programa de ayuda a las víctimas de violencia de género, personas objeto de desahucio de su vivienda habitual, personas sin hogar y otras personas especialmente vulnerables” la que se incorpora, sustituye y modifican sendos programas de ayuda del Plan Estatal de Vivienda 2018/2021, en cumplimiento de lo dispuesto en los artículos 10, 11 y 12 del Real Decreto-Ley 11/2020 del 31 de marzo, por el que se adoptando medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19". En su punto 3 del Artículo 4 se recogen ayudas, ante mi asombro, se ofrecen viviendas de protección oficial, pero…..a continuación dice:

. Cuando no se disponga de este tipo de vivienda, la ayuda podrá aplicarse sobre una vivienda adecuada, de titularidad privada o sobre cualquier alojamiento o dotación residencial susceptible de ser ocupada por las personas beneficiarias, en los mismos regímenes".

Este parrafito viene a acabar con el derecho que juega en la economía la propiedad privada de la vivienda, especialmente en alquiler. Es decir, puede obligar a expropiar una vivienda para facilitar una solución habitacional inmediata a las personas víctimas de violencia de género, a las personas objeto de desahucio de su vivienda habitual, a las personas sin hogar y a otras personas vulnerables". Personas que como arrendatarios han sido perjudicados en sus ingresos por el impacto de la COVID 19, al ser despedidos, o siendo autónomos, no tener ingresos, y que, por encima de su propietario, para fomentar el incremento del parque público y social de viviendas destinadas al alquiler o cesión en uso, es el Estado quien adquiere el derecho de cesión del inmueble, es decir se transforma en su legítimo propietario terminando así con la propiedad privada. Me preocupa también como afecta al tema de la 2ª Residencia, alquilada o no. Así como al del multipropietario.

     En concreto el Punto 3 donde se detalla la citada la solución habitacional : En cuanto a la "solución habitacional", recogida en el apartado 3 del citado Artículo 4, "las comunidades autónomas y las ciudades de Ceuta y de Melilla pondrán a disposición de la persona beneficiaria una vivienda de titularidad pública, o que haya sido cedida para su uso a una administración pública, aunque mantenga la titularidad privada, adecuada a sus circunstancias en términos de tamaño, servicios y localización, para ser ocupada en régimen de alquiler, de cesión de uso, o en cualquier régimen de ocupación temporal admitido en derecho. Cuando no se disponga de este tipo de vivienda, la ayuda podrá aplicarse sobre una vivienda adecuada, de titularidad privada o sobre cualquier alojamiento o dotación residencial susceptible de ser ocupada por las personas beneficiarias, en los mismos regímenes".

Además, la cuantía de estas ayudas, recogidas en el apartado 4 de esta Orden ministerial, señala que “dentro de los límites de este programa y atendiendo a las circunstancias personales de la persona beneficiaria”, podrá alcanzar los siguientes importes:

"a. Hasta 600 euros al mes y hasta el 100 por ciento de la renta o precio de ocupación del inmueble, establecido. En supuestos debidamente justificados por el órgano concedente de la ayuda, podrá alcanzar hasta 900 euros al mes y hasta el 100% de la renta o precio de ocupación, establecido".

"b. Hasta 200 euros al mes para atender los gastos de mantenimiento, comunidad y suministros básicos con el límite del 100 por ciento de los mismos."

La determinación de la cuantía deberá contar con el informe favorable de los servicios sociales de la comunidad autónoma, de la ciudad de Ceuta y Melilla o de la administración local correspondiente.

Estas ayudas se podrán conceder, , "por un plazo máximo de cinco años, pudiendo acumularse a los plazos anteriores, con efectos retroactivos, la cuantía necesaria para atender al pago del alquiler o los gastos de mantenimiento, comunidad y suministros básicos de los seis meses anteriores a los que la persona beneficiaria, en su caso, no hubiera podido hacer frente". Es decir que el Estado se puede quedar con las viviendas privadas, pues no está claro a quien se van a pagar las ayudas solicitadas, que obligan al arrendador, al menos por cinco años a un inquilino al que no puede echar, pues no esta nada claro, como se regirá por ley el mencionado parrafito, en lo que concierne a los precios de mercado, ocupación por sus familiares, caso de necesitarlo o tenerlo simplemente a la venta en un libre mercado.

 

Entre los acercamientos posibles, a la difusión de la pandemia, existen dos posiciones enfrentadas, la de dejar hacer, lo que significa el darwinismo social, como se ha atrevido a aseverar una concejala de Podemos Clara Giner, a la que cierto o no se le ha atribuido esta forma de pensar: ¿Ancianos inútiles muertos o la economía? A la que le sobran momias por la calle, lo que trae consigo la muerte de nuestros mayores como esta sucediendo en nuestros geriátricos y residencias, que no han sido blindadas a tiempo por el gobierno de España, que parece haber optado por la prevención, enclaustrando a todo el mundo en sus casas, con un resultado completamente ineficaz, pues se sigue yendo al trabajo, para que la economía no desaparezca del todo, mientras sigue creciendo geométricamente el número de contagios, ingresos hospitalarios y muertes.

El ejemplo más claro de ese enfrentamiento lo tenemos en USA donde de momento, el Gobierno de Estados Unidos ha asegurado que mantendrá hasta el próximo 30 de marzo 2019, su recomendación de que los estadounidenses trabajen y se escolaricen desde casa siempre que sea posible. También que eviten viajar o acudir a bares o restaurantes y no tengan reuniones de más de diez personas. El presidente estadounidense Trump ha asegurado que, una vez trascurrido el plazo, se replanteará las recomendaciones. Sin embargo, mantener las medidas de aislamiento es algo que dependerá en definitiva de los gobernadores de cada estado, lo que puede provocar una situación caótica en la que algunos territorios se centren en contener el coronavirus y otros decidan seguir las recomendaciones de Trump. Trump ha señalado este martes que le gustaría "abrir el país" para el próximo 12 de abril, haciendo referencia a ordenar de nuevo a los ciudadanos a que vuelvan a sus lugares de trabajo a pesar de la crisis del coronavirus. Estados Unidos cuenta ya con cerca de 44.000 casos y más de 500 fallecidos por el virus

Los demócratas, en cambio critican las medidas de Trump. El demócrata Andrew Cuomo, que gobierna Nueva York, el estado más afectado por el virus, ha advertido este martes en un tuit que no se debería "hablar de darwinismo social por el bien de los mercados de valores”. “Mi madre no es prescindible. Su madre no es prescindible. No pondremos precio a la vida humana. Podemos tener una estrategia de salud pública que encaje con una económica", ha indicado Cuomo a través de su cuenta oficial de Twitter.

Entre ambas ideas, con la misma escasa fortuna se ha definido Europa, pues el internamiento obligatorio en el hogar, solo ha funcionado en China, donde existe una dictadura capaz de conseguirlo. La crisis del coronavirus ha hecho que los datos de movilidad sean vitales para intentar ganar tiempo y frenar la temida curva de contagios del Covid-19 que en España ya se ha cobrado la vida de más de 3.400 personas. Estas cifras se refieren al 26 de marzo Pese a que otros países de nuestro entorno como Bélgica o Italia, ya han recurrido hacia semanas a recopilar estos datos siguiendo la estela de China o Corea del Sur, el Ejecutivo español parece que actúaba con más retraso.

 Finalmente está la consideración estadística actualizada, de los muertos por coronavirus. Faltan al menos «10.000 muertos» en las estadísticas del coronavirus en España

El Gobierno cambia su contabilidad ante el desfase, mientras forenses, registradores o funerarias elevan el balance oficial de víctimas en al menos un 40% o 50% por la escasez de pruebas a los fallecidos en casa y en las residencias.

 El Gobierno se ha visto desbordado por la dimensión de la pandemia, y aunque el ministro de Sanidad, Salvador Illa, sigue repitiendo que los métodos de contabilidad de los fallecidos por Covid-19 son los más exigentes de la Unión Europea y se ajustan a lo dictado por las autoridades sanitarias internacionales, lo cierto es que las críticas que le hacen desde esos sectores tanteados nacen de la «improvisación absoluta» que se ha adoptado para centralizar el recuento de los fallecidos, la falta de pruebas y las deficiencias en la metodología, que no se corresponde, según las fuentes, a las personas que están muriendo. Javier Jordán, presidente de Justicia en el sindicato de funcionarios CSIF, que representa a trabajadores de los 431 registros principales del país y las 2.500 agrupaciones de justicia (o juzgados de paz), señala que a la cifra global de muertos (ayer miércoles eran oficialmente 14.555 personas por enfermedad Covid-19 ) le faltan, «como mínimo, otros 10.000 muertos más». La «tergiversación» del dato oficial se produce por otro motivo: el médico solo está apuntando en la lista de Covid-19 al paciente a quien se ha realizado el test, ha dado positivo y muere.En residencias de ancianos y domicilios no se ha hecho ningún test (ni siquiera había). «El anciano que muere en su casa, ha ido a verlo el médico rural, le da un fármaco por su tos y muere, no figura en la lista. Y ahí se produce el «último» de los embudos: la nueva categoría de «sospechosos» provoca un desfase entre las dos listas (la de fallecidos por Covid-19 y la de mortalidad global o habitual) de hasta un 70% al comparar las licencias de petición de enterramiento en los registros civiles y las muertes computadas, como ha ocurrido en Castilla-La Mancha y ha denunciado públicamente el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. En cualquier caso, el PP ve imprescindible que se aclare cuanto antes la cifra auténtica de los fallecidos. «Una nación debe contar bien a sus muertos para poder despedirles bien, y también para cuidar bien de los vivos, es decir para establecer una estrategia de confinamiento adecuada», advirtió ayer en la Cope la portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo

Se presenta en 2019 la renta mínima vital, que equivale parcialmente e insuficientemente a la llamada renta básica universal, de la que escribí en 2017, y que es una locura bolivariana de Pablo Iglesias en razón de las consecuencias económicas de la Pandemia de Coronavirus. Según el gobierno socialcomunista, la renta mínima vital alcanzaría a 1 millón de hogares, de los que 100.000 serán monoparentales (otro invento anti familia sectario) y sería compatible a las rentas de las CCAA. Pablo Iglesias y José Luis Escrivá presentarán hoy la medida del Ingreso Mínimo Vital Puente. La crisis del coronavirus ha acelerado los plazos de la medida del ingreso mínimo vital puente propuesta por el vicepresidente segundo y que habría suscitado hasta ahora reticencias en el seno del PSOE. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, afirmó que la renta mínima vital estaría lista "en las próximas semanas" y alcanzaría a 1 millón de hogares, de los que 100.000 serán monoparentales. Durante la comparecencia de Escrivá, el ministro ha señalado que el ingreso mínimo vital puente será "muy extensa" y se pondrá en marcha "en tiempo récord". Sin embargo, fuentes de la Vicepresidencia segunda de Derechos Sociales han avanzado que la renta mínima vital podría estar lista en mayo. La renta mínima que se está diseñando y haciendo "con mucho cuidado" será compatible y complementará las rentas de las comunidades autónomas y ha avanzado que no habrá ningún conflicto de competencias autonómicas. En el fondo esto se corresponde a la cartilla de racionamiento franquista, por lo que no resulta demasiado moderno y es una continuación del Salario mínimo interprofesional que con una subida de locos en 2019 de casi el 20% aumento el paro en 400000 personas.

La Renta Básica Incondicional (RBI), también llamada Renta Básica Universal, Ingreso Ciudadano para todos, Universal Demogrant o Basic Income, es una forma de sistema de seguridad social en la que todos los ciudadanos o residentes de un país reciben regularmente una suma de dinero sin condiciones, ya sea desde un gobierno o alguna otra institución pública, además de cualquier ingreso recibido de otros lugares. La recibe todo miembro de pleno derecho o residente de la sociedad incluso si no quiere trabajar de forma remunerada, sin tomar en consideración si es rico o pobre, aunque me temo que esto no será así en la idea de Pablo Iglesias o, dicho de otra forma, independientemente de cuáles puedan ser las otras posibles fuentes de renta, y sin importar con quién conviva (para empezar, hablan de privilegiar las familias monoparenterales y solo para 1 millón).

Los partidarios de este tipo de renta, son por lo general, partidos de izquierda que temen a la robotización, como en España el PSOE de Pedro Sánchez o Podemos de Pablo Iglesias, catastrofistas incapaces de concebir que se pueden crear nuevas formas de empleo, que antes no lo eran y que la globalización y el progreso tecnológico ha hecho necesarios. Véase como ha aumentado el empleo cualificado para trabajadores que usan internet a distancia como se ha hecho durante el confinamiento que todavía padecemos, y que se han hecho imprescindibles en todos los campos de actividad. Esta Renta matara también la incentivación a trabajar y a progresar económicamente a los ciudadanos de nuestro país, en el fondo, aunque evita la pobreza absoluta, es una forma de estimular la vagancia y el desinterés por los estudios para un futuro más próspero. Este el ideal estatalista, socialdemócrata y marxista de una sociedad de todos iguales, como si las URSS no hubieran fracasado ya en la implantación del marxismo leninismo.

Tengo claro que la renta básica traería algunas ventajas. Por ejemplo: eliminaría el riesgo de pobreza absoluta, daría una respuesta inadecuada, a los problemas de desempleo pienso yo, y no incentivaría la educación, los inconvenientes de una RBU serían muy superiores. Empezando por su coste. Para ello se fija en la propuesta de los economistas de Red Renta Básica, Jordi Arcarons, Daniel Raventós y Lluís Torrens. La Renta Básica sustituiría a las prestaciones y subsidios que equivalen a unos 92.000 millones de euros (2010). La RBU tendría un coste de 279.000 millones teniendo en cuenta que los más de 43 millones de españoles recibirían 7.471 euros por año los adultos y 1.492 euros al año por menor de edad. La diferencia entre ambos costes daría el coste neto de la Renta Básica actualizada: unos 200.000 millones euros al año, lo que equivale a un 20% del PIB.

La renta básica, si fuera para todos. aunque me temo que la de Iglesias sería un subsidio más, solo para un millón de personas, como se ha anunciado, no para todos, si no para comprar más votos, por tanto, implicaría que habría que recaudar cuatro veces más como mínimo si el aumento del gasto recayera sobre el IRPF. Es decir, si se implantara cada español pasaría a tributar un tipo único casi del 49% frente al tipo medio del 18% de 2010. A cambio todos los ciudadanos obtendrían la renta básica universal, por lo que unos ganarían (lo que recibieran más de lo que pagan) y otros perderían (aquellos que contribuyeran con impuestos más elevados por encima de lo que recibieran como Renta Básica). Para financiar una renta básica universal también habría que aumentar la presión fiscal, lo que tendría efectos inmediatos sobre el PIB que tendría un incremento del 1% de la presión impositiva (fuente: Boscá, Doménech y Ferri (2013):

. ¿Qué pasaría en 4 países europeos?’ si la renta básica se implantase según el análisis de los expertos de la OCDE, que han establecido como ejemplo, cuatro posibles escenarios de futuro en Reino Unido, Italia, Finlandia y Francia, es imposible implantar un problema de estas características sin una reforma fiscal sustancial con nuevos impuestos. De lo contrario, si la renta se financiase únicamente con el presupuesto actual destinado a ayudas sociales, tendría un efecto tremendamente negativo entre las capas más bajas de la sociedad.  La primera conclusión del informe es que una mera redistribución económica sin nuevos impuestos perjudicaría a los sectores más desfavorecidos de la población, aunque pudiese beneficiar a las familias con ingresos medios: “Sin más impuestos, una renta básica sin impacto en el presupuesto estaría muy lejos de erradicar la pobreza, y una renta básica que alcanzase el umbral de la pobreza sería muy cara”. Los individuos que, por ejemplo, dependan de las prestaciones por cuestión de discapacidad “saldrían perdiendo aún más en un sistema de renta garantizada. Italia y Finlandia, si la renta garantizada alcanzase el nivel del ingreso mínimo vital, podrían llegar a ahorrarse dinero ¿Cuáles son, por lo tanto, las alternativas? Por una parte, compaginar esta renta con la pervivencia de determinados subsidios, lo cual contradice el punto de partida de muchos defensores de la RBI, que consideran que debería llevar asociada la desaparición de las ayudas sociales, con un consiguiente ahorro en la gestión y la eliminación de su compleja burocracia. Por otra, el informe sugiere, en línea con Santens, crear nuevos impuestos asociados a la renta y acabar con las exenciones fiscales de los más ricos, que dejarían de tener sentido. Eso siempre y cuando se promoviesen nuevos impuestos y se aboliesen las exenciones fiscales. La situación sería muy diferente en Reino Unido, donde un programa así superaría con mucho el dinero actualmente destinado a programas de ayuda” .¿Quién saldría perdiendo? Por lo general, los que peor lo tendrían serían los prejubilados de entre 55 y 65 años (especialmente en Francia e Italia), así como muchos de los parados que perciben prestación por desempleo. También los hogares con menos ingresos. Es decir, el C.A.O.S. Iglesias va a revolucionar el cotarro, de lo que podemos salir trasquilados

 He recibido la siguiente carta de Miguel Gómez de Agüero Gallarza. De PROFESIONALES POR LA ÉTICA diciéndome: Querido amigo, querido colaborador. Hemos recibido muchas respuestas al correo apoyándonos y reafirmándonos los resultados de la encuesta que te acompaño. Es evidente que la experiencia que estamos viviendo nos empuja a rechazar la “Ley de eutanasia” y, a nosotros en particular, nos alienta en nuestra batalla para evitar que se consume la ley que actualmente continua su tramitación en el Congreso. Seguimos en la lucha contra el virus, pero también contra la mentalidad eutanásica y la Proposición de Ley. En función de la evolución del desconfinamiento vamos a continuar las actividades que teníamos programadas. ¿Nos ayudas? Toca seguir batallando contra este proyecto de eutanasia e impedir que la ley salga adelante. Y desde ya, nos ponemos en marcha. Necesitamos muchas manos. Por eso, me atrevo a pedirte tu ayuda. Si puedes sumarte a esta batalla, si puedes colaborar con nosotros sumándote a alguno de los proyectos y colaborar con nosotros.

     Curiosamente al tiempo he revisto la película del Dr Kercovian (llamado D. Muerte en los USA) un armenio que luchó en los 80 a 90 desde un hospital personal de la Misericordia, intentando que los pacientes que deseaban la muerte por ser insoportables sus vidas y  que acabo en la cárcel por asesinato, puesto que a un paciente sin su concurso le había procurado los fármacos que le ocasionaran la muerte, en vez de los suicidios asistidos que el había apoyado y realizado sin ser condenado.

    Profesionales por la Ética ha realizado la siguiente encuesta sobre la Eutanasia , cuyos principales resultados resumo: Fechas de realización de la encuesta: 19 a 28 de febrero de 2020. Modo de realización: a través de las redes sociales. Número de participantes: 3590 personas.

. ¿Cómo cree que afectará la aprobación de la eutanasia a la investigación sobre enfermedades graves, crónicas e invalidantes?: La investigación aumentará 4,2%. Disminuirá 85,3%, NS/NC 10,50%

2. ¿Le gustaría ser tratado por un médico que aplique eutanasias como parte de su práctica habitual?: Sí, sin ningún problema.3,4%. No, me causaría desconfianza 93,6%. Creo que es mejor no saberlo.3%

..3. ¿Cómo cree que afectará la aprobación de la eutanasia a nuestros valores como sociedad?: La eutanasia es una muestra de compasión y nos hará más solidarios.2,9%La eutanasia nos hará más insolidarios, individualistas y deshumanizados.95%. No nos afectará.2,1%.

4. ¿Cómo cree que se sentirán los mayores y las personas con enfermedades graves, crónicas e invalidantes si se aprueba la ley de eutanasia: ¿Sentirán miedo, culpa y presión para solicitar la eutanasia?91,6%. No les afectará.3,5% NS / NC.4,9%

5. ¿Cree que la aprobación de la eutanasia esconde recortes en pensiones, sanidad y dependencia? Sí, sin duda.85.6%. No, eso es un prejuicio.5,9% NS / NC.8,4%

6. ¿Cómo cree que afectará la eutanasia a las relaciones enfermo-familia-personal sanitario? No afectará de forma significativa a sus relaciones.4,5% Generará desconfianza y conflictos de interés entre ellos.93,2% NS / NC. 2,3%.

    Según las mayorías, Disminuirá la investigación 85,3%, No querrían ser tratados por un médico, me causaría desconfianza 93,6%., La eutanasia nos hará más insolidarios, individualistas y deshumanizados.95%. La oposición es total, y en estos momentos en que por ejemplo en Buenos Aires se prohibió a los mayores de 70 años salir a la calle lo que fue revocado por un juez federal, o el triaje que, en el Ramon Cajal de Madrid, se rechazaba los mayores de 50 años al tratamiento y en la Generalitat de Cataluña se recomendaba no tratar a los mayores de 75 años. La gente mayor tiene miedo a la muerte, y ni siquiera en casos graves y discapacitados o con muchos dolores, quieren que se apruebe una Ley de Eutanasia, de forma que el Gobierno social comunista ya sabe lo que quiere el pueblo español. Hay que recordar que después de 7 años en la cárcel en los USA el Dr, Kervokian no consiguió hasta la fecha que se apruebe la eutanasia. Por algo será. Aunque ha habido quien en España ha interpretado que era natural que murieran los mayores, salvando antes a los jóvenes, lo que es simplemente una discriminación de triaje, etaria, etnofobica y de tipo nazi, un vulgar asesinato que ha originado más de 30.000 dramas familiares en nuestro país y que va a más. Nadie querría ver a su madre o a su padre en esa situación. Es mucho lo que les debemos a los componentes de esa generación

Ayer participe en una videoconferencia organizada por Rafael O´Donnell presidente del Club Liberal 1812 de Málaga, a la que se habían inscrito 59 liberales de toda España, es la cuarta reunión por videoconferencia, que ha doblado el numero de asistentes de las anteriores, el tema era el futuro del turismo, participando algunos expertos del sector.

   Las intervenciones se sucedieron controladas por María Montiel, y fueron del máximo interés. Naturalmente era muy difícil hacer predicciones, pues ni ha terminado el confinamiento, ni sabemos, si habrá un repunte de la pandemia, pero de lo que estamos seguros es que hemos pasado de tener 83,7 millones de turistas que dejaron unos 124 millones de € a 0 en un periodo que ya dura un mes y que ha conseguido el gobierno 15 días más de desescalamiento, gracias al voto favorable de Ciudadanos. Por ahí se dice que les han compensado, prometiéndoles las presidencias de las Comunidades de Andalucía y Madrid y encima el absurdo voto de abstención del PP, que alarga el periodo, que impide la puesta en marcha del sector, que suponía el 12% del PIB y que era la industria más sólida de España.

   Naturalmente al ser España , la nación del mundo que mas muertos ha tenido por millón, revelando el gobierno una total incapacidad para prevenir la pandemia, al no hacerse tests de control de infectados, no disponer de mascarillas, ni de respiradores, ni siquiera de liquido para desinfectar, la imagen internacional, con la de Italia, donde las cosas han ido por el mismo camino, es de lo más deteriorada del mundo, mientras que Portugal Alemania o Corea del Sur, mejoraban su imagen por poner al frente de esta lucha personas cualificadas y programas de seguimiento de contagiados, lo que requería hacer tests de detección precoz. Hay que decir que la mayoría, presididos por mujeres.

   El único ejemplo, dentro de España, lo ha dado Madrid y su presidenta y alcalde(Ayuso y Almeida) , creando un hospital con 4000 camas en el IFEMA, ayudados por el ejercito y por cientos de voluntarios, aunque por desgracia el Gobierno había centralizado, en un ministro bisoño Salvador Illa, que aunque filosofo como yo, desconocía el tema absolutamente y con unos expertos mal elegidos, comprando materiales al final por cuatro veces su valor, han resultado catastróficos para la imagen del país , a pesar de la lucha del sector sanitario, mal equipado, pagando con la enfermedad y con su vida los errores de quienes desde la política y sin experiencia alguna dirigían el programa de prevención.  (Oficialmente 35 sanitarios fallecidos, 3.200 hospitalizados y 40.000 contagiados) Aunque se han ocultado cuidadosamente las cifras de muertos, que comparándolas con los fallecidos desde 2008, hasta 2019, supondrían unos 45.000 muertos en exceso sobre la media, atribuibles al coronavirus, así como la práctica de autopsias,  que eran necesarias para conocer, si se trataba de un virus o de una bacteria, como parece que han descubierto en Italia, lo que facilitaría el tratamiento, especialmente con anticoagulantes y antibióticos en su caso. No entiendo tal disparate, ni comprendo la actuación del Gobierno Sánchez.

Esta crisis ha hecho descarrilar el tren del Turismo que iba a máxima potencia. El sistema estaba sobredimensionado", señala el geógrafo Josep Ivars en un artículo de Ángel Muná[email protected] España” ha desarrollado su modelo de urbanismo, vivienda, transporte e infraestructuras conforme a un caudal de viajeros difícil de recuperar. El 12,7% del empleo cuelga de este sector, cuyo futuro dependerá de la dureza de las restricciones, la renta disponible y la aversión al riesgo. España ha desarrollado su modelo de urbanismo, vivienda, transporte e infraestructuras conforme a un caudal de viajeros difícil de recuperar. El 12,7% del empleo cuelga de este sector, cuyo futuro dependerá de la dureza de las restricciones, la renta disponible y la aversión al riesgo. Es dudoso que se produzca para la economía general la tan mentada recuperación en forma de V. Casi con toda certeza, no la habrá para el turismo. El Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés) pronostica la pérdida de 75 millones de empleos en el sector como consecuencia del coronavirus. La Organización Mundial de Turismo (OMT) estima pérdidas superiores a los 400.000 millones de euros. En un escenario de recuperación a medio plazo, la OCDE prevé un retroceso del sector del 70% con respecto a 2019”.

     Efectivamente un informe de Exceltur llamado Renacer, plantea perdidas para España en el peor escenario de hasta 124.000 millones de €, naturalmente que todo dependerá de los escenarios que darían, el cruce de no hacer nada especial a un cambio total del sistema de recepción y acogida de turistas, con las nuevas tecnologías, todo condicionado a las disposiciones legales de la Administración, que hasta ahora eran diferentes, según la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento, y que ahora el gobierno central con su ministerio de Sanidad, alguna otra disposición tomará, para el aislamiento ,evitando el contagio, lo que nos deja con aviones con menos asientos, higiene de establecimientos hoteleros y de hostelería etc, etc,. En fin, un caos de transformación en el que nos va el futuro de España. Además, siendo el turismo la columna vertebral de nuestra economía, si no funciona se derrumbará todo como un castillo de naipes. Dios nos coja confesados.

España mantiene la tasa de sanitarios contagiados por Covid-19 más alta del mundo. Se calcula que más de 70(76 oficialmente) han perdido la vida tratando de salvar las nuestras, cuando al principio se decía que sobraban, más del doble de los publicados por el Instituto Carlos III la pasada semana.

Según los datos del Ministerio de Sanidad, ejercen en España un total de 178.600 médicos tanto en el sector público como en el privado. La cifra de facultativos sitúa a España en el quinto puesto del entorno europeo. En lo que refiere a la Enfermería. Con 245.533 enfermeras, la sanidad española es la sexta de Europa.

. Los profesionales de la Sanidad 424,133 forman parte de la diana del virus, que en nuestro país ha contagiado a 48.046 11,32% del total, y el 21 por ciento del total de positivos en el país (227.436). Teniendo en cuenta el número de contagios en la población general, los nuevos positivos crecen entre los sanitarios a doble velocidad. Esto se debe a que, tal y como explicó el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, los hospitales son el "principal foco de contagio" en una sociedad que lleva casi 50 días confinada.

    Las condiciones de trabajo de los profesionales sanitarios, sin material de protección o en su caso defectuoso, han comprometido su salud en el ejercicio de su actividad. Desde el Ministerio de Sanidad apuntan, como principal razón del aumento de contagio en estos profesionales al desconocimiento que había de la enfermedad en las primeras fases de la pandemia, cuando se pudieron haber provocado contagios, por parte de asintomáticos a profesionales sanitarios poco protegidos. Otra de las razones es la escasez de equipos de protección individual, sobre todo al inicio de la pandemia, por la incapacidad del Ministerio de Sanidad, de dotarles en 1º lugar de una comprensión de la enfermedad, tratamiento y de sus consecuencias, en 2º del material sanitario adecuado para evitar el contagio, en 3º por la desorganización de la estructura sanitaria de recepción de contagiados, aunque ha habido excepciones como la de IFEMA Madrid de colaboración con la creación en pocos días del hospital de campaña de 5000 camas dirigido por  el Dr. Antonio Zapatero, por el que al final pasaron 4000 enfermos. . La tercera causa se refiere a la transmisión intrafamiliar y, sobre todo, comunitaria. Gran parte de las transmisiones del virus se estarían produciendo entre profesionales sanitarios, no entre pacientes y profesionales sanitarios.

    A día de hoy, el 49% de los médicos considera, que aún no tiene el material de protección suficiente, o que no está debidamente homologado para trabajar con seguridad. Así lo revela una encuesta realizada a casi 1600 médicos de 327 centros sanitarios de todo el país, sobre las condiciones de los facultativos españoles en la práctica clínica durante la crisis del Covid-19, elaborada por la recién creada Asociación de Médicos Unidos por sus Derechos. «Después de dos meses en plena batalla, con la gente en las calles de nuevo, seguimos vendidos»

  Según se desprende de este informe de 70 páginas, casi un tercio de los médicos no dispone de mascarillas Fpp2, Fpp3 en su trabajo, sabiendo ya el Ministerio de Sanidad y las diferentes consejerías, que las mascarillas quirúrgicas no se consideran equipos de protección individual. Y, además, un 25% de los médicos encuestados ha tenido que reutilizar su mascarilla de un solo uso durante más de una semana.

   El doctor Antonio Zapatero, fue el director clínico del hospital de campaña que se  montó en Ifema, en un despliegue increíble entre el ejército y la Comunidad de Madrid, y ha participado, en una videoconferencia, organizada por la Fundación Independiente y moderada por su presidente Aldo Olcese, a la que asistí, en la que se dijo que el hospital de campaña de Ifema cerró, el 1 de mayo, tras un acto solemne en el que se homenajeó a los sanitarios y tras haber superado los 4.000 pacientes.. Ha manejado 1.000 enfermos de coronavirus de manera simultánea, muchos de los cuales estaban graves. En los 8 primeros días ingresaron 1.110 pacientes y dieron de alta a 430. Estaban consiguiendo su objetivo inicial y su capacidad iba a ser mayor en las semanas siguientes, en las que aparecieron los más graves, que se contagiaron a finales de febrero y principios de marzo, para lo que disponían de 500 camas de UCI, que no fue necesario utilizar completamente, pero que alivió la presión asistencial de todos los hospitales de Madrid.

    En Ifema se juntaron, médicos de familia que dieron un paso al frente, médicos de hospitales, el SUMA, el Samur y enfermeras de diferentes ámbitos en un total de 850. Es decir, se juntaron todos los recursos asistenciales de Madrid para trabajar todos juntos codo con codo, con 35 Km de conducciones de cobre para recibir oxígeno. Solo hubo 3 muertos. En cuanto al tratamiento se ha apreciado que esta enfermedad tiene dos fases. En la primera fase, el daño lo hace directamente el virus, para la que se usaron fármacos antivirales, sin que haya una evidencia científica que lo reportara. La segunda fase de la enfermedad, una situación clínica muy llamativa, no conocida previamente, se produce en torno al 30% de los pacientes. Consiste en una inflamación, para lo que estaban usando antinflamatorios, uno de ellos que empleado para enfermedades reumatológicas y otros para la malaria, e incluso el Sida en fases previas, y esteroides y cortisona en dosis francamente altas, una vez producida la inflamación. Esta, es la que condiciona una mala evolución en algunos pacientes y la muerte en caso de que no respondan a la intubación de oxígeno.

   Falta mucho para una vacuna, se necesita un año por lo menos. Los genes condicionan el contagio, y la sintomatología de este coronavirus. Los tests deben de hacerse para ver el IGG y para hacer un seguimiento casi personal, y evitar lo que ha pasado en Seúl en una fiesta, de la que se tomaron los teléfonos a unas 3000 personas, para luego avisarles y controlarles por la asistencia de un contagiador. En Resumen, ojo a los rebrotes, pues no se puede garantizar que la inmunidad dure lo suficiente. Nuestros sanitarios son unos héroes, aunque empiezan a cabrearse con razón. El miércoles a las 18 horas serán objeto de una videoconferencia sobre el tema, convocada por el Club Liberal 1812 de Málaga en la que participaré, presidida por Rafael O´Donnell y moderada por María Montiel.

Covid 19 en residencias de mayores. Expropiación vivienda. Darwinismo social, pandemia...
Comentarios